España se hunde más que Estados Unidos


Este pasado jueves conocimos las cifras de evolución del Producto Interior Bruto (PIB) estadounidense durante el segundo trimestre del año. Según publicó el Bureau of Economic Analysis
–el organismo equivalente al Instituto Nacional de Estadística (INE) español–, la primera economía del planeta se contrajo un 32,9% entre los meses de abril y junio. Rápidamente, esta cifra fue utilizada por gran parte de la izquierda patria para denostar a Estados Unidos y, sobre todo, la gestión perpetrada por Donald Trump desde el inicio de la emergencia sanitaria.
Ayer, en cambio, conocimos el dato de caída del PIB español durante el segundo trimestre de 2020: de acuerdo con el INE, nuestra economía se contrajo un 18,5%. Aparentemente, pues, nos hemos desplomado menos que Estados Unidos y, para algunos, eso es equivalente a que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias son mucho mejores que Donald Trump. Pero, sin entrar en esta última cuestión sobre qué políticos han sido más irresponsables que otros, lo cierto es que la comparativa entre estas dos tasas de crecimiento no tiene sentido alguno. Y es que la tasa de decrecimiento estadounidense (-32,9%) es una tasa intertrimestral anualizada, mientras que la tasa española (-18,5%) es una tasa intertrimestral sin
anualizar.
La diferencia no es menor: al anualizar una tasa intertrimestral estamos tratando de calcular cuánto caería el PIB en el conjunto del año si ese hundimiento intertrimestral se repitiera durante cuatro trimestres seguidos.
Desde luego no parece nada probable que esto vaya a suceder, pero así es cómo se nos han vendido en España los datos de crecimiento de Estados Unidos. Y si, manteniendo esta misma metodología, anualizáramos la caída del PIB español, el colapso no sería del 18,5%, sino del 55,8%.
Por consiguiente, si queremos comparar tasas anualizadas de Estados Unidos y de España deberemos decir que la economía estadounidense cayó un 32,9% y la española… un 55,8%. Si, en cambio, quisiéramos comparar tasas intertrimestrales no anualizadas (que, en realidad, sería lo más riguroso), lo que habría que decir es que Estados Unidos se contrajo un 9,5% y España un 18,5%. Es decir, España prácticamente el doble que Estados Unidos. Y aun si buscáramos otra comparativa, la de tasas interanuales (es decir, cuánto ha caído el PIB en el segundo trimestre de 2020 comparado con el segundo trimestre de 2019) arrojarían resultados igualmente desfavorables para nuestro país. Frente a una caída del 9,5% en Estados Unidos (casualmente, la tasa interanual coincide en este caso con la intertrimestral no anualizada), España se hundió un 22,1%. Se mire por donde se mire, nuestra evolución económica ha sido mucho peor hasta el momento que la de Estados Unidos (y eso que la gestión sanitaria y económica de Donald Trump durante esta crisis ha dejado muchísimo que desear). Ninguna trampa estadística puede ocultar la magnitud de nuestro desastre.

¡Comparte!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp