Inteligencia emocional en tiempos de pandemia

Durante el confinamiento ha habido una toma de conciencia sobre las enormes repercusiones de las emociones en el ámbito personal. Estas son más intensas en colectivos que por su trabajo están más expuestos a contraer la enfermedad.Esta situación ha creado problemas más o menos intensos en el comportamiento personal. La neurociencia postula que la inteligencia emocional es básica para mantener el equilibrio en las emociones, que repercuten  en los campos familiar, laboral y social. Por este motivo hemos diseñado acciones formativas, que ayuden a los profesionales del sector geriátrico, ante este tipo de problemas. Así mismo incluimos otros cursos que también les puedan ser útiles.

Coby-19 e inteligencia amocional

Acciones formativas