Qué es el método Kanban y como aumenta la efectividad y la productividad

A la hora de gestionar proyectos y aprender a liderarlos, aprender nuevos métodos de gestión y liderazgo se convierte en una necesidad. Entre ellos, el método Kanban destaca precisamente por ser muy sencillo de utilizar, de asumir y de actualizar. Por ello, se ha convertido en uno de los métodos de gestión estrella, ya que permite realizar las tareas de manera efectiva y productiva.

Frente a otros tipos de métodos que se centran en la rapidez de realización, este método se centra en la calidad de las tareas realizadas. Así, la aplicación del método Kanban implica la generación de un tablero de tareas. Gracias a él, se puede mejorar el flujo de trabajo, así como alcanzar un ritmo sostenible. Para ello, es necesario definir el flujo de trabajo.

Cómo se crea el método Kanban (IEFES: Vea nuestros cursos de Kanban

Para crear el tablero de tareas mediante el método Kanban, debemos establecer que cada una de las columnas tiene que corresponder a un estado concreto del flujo de tareas. Este sirve para saber en qué situación o fase puede estar cada proyecto. Para saber cuántas columnas debe tener el tablero, tan solo debemos pensar cuántas fases atraviesa una determinada tarea, desde el momento de inicio de la misma hasta su finalización.

El método Kanban se basa en el principio de desarrollo incremental. Esto quiere decir que en realidad no se habla de la tarea en sí, sino que se divide en diferentes pasos para poder agilizar el proceso de producción.

El objetivo es poder ayudar a los diferentes equipos de trabajo a tener más claro cuál es su objetivo, cuáles son las prioridades del departamento y hasta dónde deben llegar para alcanzar la meta asignada.

La filosofía en la que se basa este método es simple: “Stop Starting, start finishing”. Esto quiere decir que se prioriza el trabajo que ya está empezado antes de comenzar cualquier otra tarea. Es decir, que lo que empiezas lo terminas antes de continuar. Por ello, el trabajo en curso se encuentra limitado y existe un número máximo de tareas que se puede realizar en cada fase.

Acabar las tareas empezadas antes de comenzar con la siguiente hace que l trabajo sea de mayor calidad, logrando así una mayor productividad y una mayor satisfacción. Gracias al método Kanban, cada vez más empresas están mejorando su trabajo y logrando proyectos más exitosos.

Fuente: RRHHdigital.

¡Comparte!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp